Estética Dental: “Una bella sonrisa”

 

Tener una sonrisa bonita favorece sensaciones positivas en otras personas hacia nosotros, la comunicación y la empatía, además de favorecer la autoestima personal.

El temor a sonreír por imperfecciones, coloraciones, roturas… que impide mostrar una sonrisa bella, es motivo para acudir a la consulta. En la actualidad, esto es un a realidad, ya que cada vez acuden más personas sin ninguna patología y requiriendo únicamente un cambio estético.

Hoy en día, la odontología tiene solución a cualquier problema, estético o no, cada vez con materiales que aparenten ser más naturales.

El deseo del paciente debe confluir con el tratamiento del profesional que será el encargado de decidir lo mejor en cada caso.

Los dientes envejecen con el paso del tiempo, eso es inevitable. Se oscurecen, amarillean, astillan, desgastan, erosionan o fracturan, cambiando nuestra sonrisa y dándole un aspecto descuidado entre otras connotaciones.

Los materiales dentales también se deterioran con el paso del tiempo. Esto será consecuencia del adecuado tratamiento realizado por los profesionales y acompañado de controles periódicos, buenos hábitos de higiene y dieta por parte del paciente que garantizan el éxito del tratamiento.

Conseguir una sonrisa maravillosa está al alcance de todos.